Venta minorista

Los mercados y tiendas de venta al por menor tienen una muy dilatada historia, remontándose a la antigüedad. La venta minorista implica el proceso de venta de bienes o servicios de consumo a los clientes a través de múltiples canales de distribución con la finalidad de obtener un beneficio. La satisfacción de la demanda por parte de los minoristas se identifica por medio de una cadena de suministro. Los minoristas toman normalmente decisiones en diversos niveles estratégicos, que incluyen el tipo de tienda, el mercado que se abastece, la gama óptima de productos, el servicio al cliente, los servicios de apoyo y el posicionamiento general de la tienda en el mercado. Una vez elaborado un plan estratégico de venta al por menor, los minoristas idean el retail mix, que incluye el producto, el precio, el lugar, la promoción, el personal y la presentación. En la era digital, un número cada vez mayor de minoristas pretende alcanzar mercados más amplios vendiendo a través de múltiples canales, tanto físicos como online. Las tecnologías digitales están cambiando además las formas de pago de los consumidores. Los servicios de apoyo a la venta pueden incluir también la provisión de crédito, los servicios de entrega, los servicios de asesoría, los servicios de estilismo y muchos otros servicios de apoyo.

Margen de beneficios en ropa: 100-350%

Los vaqueros son el responsable principal en la categoría de prendas de vestir. El precio de unos pantalones vaqueros en una boutique puede reflejar un margen de beneficio del 350%. El de vaqueros de minoristas de nivel medio como Kohl´s o JCPenney es ligeramente más sensato, con un margen de beneficio medio del 115%.

Margen de beneficio en calzado: 100-500%

El margen de beneficio en el sector del calzado es tan variado como las tallas y estilos. Unas zapatillas deportivas normales soportan un sobreprecio del 100%, mientras que unos zapatos de marca reconocida comprados en una boutique pueden tener un incremento de hasta un 500%.

Margen de beneficio en teléfonos móviles: 8-10%

La categoría completa de productos electrónicos tiene uno de los márgenes de beneficio más bajos del mercado. Los teléfonos móviles, por ejemplo, solo aumentan alrededor del 8% entre la venta mayorista y la minorista. El centro de beneficio de los teléfonos reside en los contratos y tarifas de servicio. Los fabricantes pueden operar con un recargo más bajo al consumidor porque el negocio real está en el servicio.

Margen de beneficio en muebles: 200-400%

Ningún sector manipula el absurdo precio de venta al público recomendado por el fabricante como el sector del mueble. Los vendedores suelen recibir una comisión del 15-20% si venden un producto al inflado precio recomendado. Pero hay otro concepto útil a tener en cuenta: el precio anunciado del fabricante. Este precio es el mínimo permitido para la mayoría de los minoristas. Los vendedores se resisten a proporcionárselo a los consumidores que preguntan por él y solo reciben una comisión de alrededor del 7% por las ventas a este precio.

Margen de beneficio en alimentación: 5-25%

Los productos de alimentación operan sin duda en márgenes de beneficio más estrechos que casi todos los demás. Según el Instituto de Propietarios Minoristas, las tiendas suelen mantener un margen escaso, 5-8%, en los alimentos básicos y amplían los márgenes en productos de lujo (por ejempo, cafés de alta calidad, chocolate, vinos, etc.).

Margen de beneficio en cosméticos: 60-80%

Según la compañía de investigación Euromonitor, el margen de beneficio medio en cosméticos de alta calidad es del 78%. Al estar compuestos la mayoría de los cosméticos por varias combinaciones de nada más y nada menos que barro, aceite, cera y fragancias, el sobreprecio, relativamente pequeño, tiene como resultado grandes beneficios.

Margen de beneficio en prescripciones médicas: 200-5.600%

Según datos revelados por la WXYZ-TV, una filial de la ABC en Detroit, las empresas farmacéuticas disfrutan de un margen de beneficio del 200-5.600% en la venta de medicamentos en EEUU. Canadá y varios países europeos imponen un techo en los precios de los medicamentos y negocian de manera activa con los fabricantes de medicamentos para mantener bajos los costos. Aquí no existen tales medidas; en los EEUU, incluso los medicamentos genéricos pueden tener márgenes de beneficio de hasta el 1.200%. Sí, los costos de desarrollo de algunos de estos medicamentos, que sirven para salvar vidas, son altos, pero el margen de beneficio no tiene fecha de caducidad.

Margen de beneficio en coches nuevos: 8-10%

Sin contar las garantías extendidas, las cargas financieras y otros suplementos, el margen de beneficio de los coches asciende a aproximadamente un 10%. Las intrincadas estructuras de los precios establecidas por los distribuidores incluyen el precio de la facturación, los costos del transporte, los pagos retenidos de los distribuidores y los incentivos y resultan lo bastante confusas como para dedicarles una docena de artículos. Baste decir que cuanto más se sabe de la cábala secreta de la distribución de coches y de cómo se determinan sus precios, más oportunidades se tienen de saber por dónde empezar a negociar.

Margen de beneficio en gafas: 800-1.000%

Es increíble pero cierto: algunos ópticos cobran un 1.000% sobre el precio que ellos pagan por las monturas de los diseñadores más punteros. Los grandes almacenes y las cadenas de tiendas grandes son los de márgenes más escandalosos, con muchos otros costos periféricos incluidos en el precio de tan caprichosas monturas.